Bienvenidos a mi blog:

Este blog personal es solo eso: personal. No pretendo nada más que escribir sobre libros, autores y mis pensamientos literarios y poéticos y también sobre mis canciones favoritas. También en las páginas de Mi Arte y Recuerdos explico, con fotos, algo más de mí. En la página de Visitas España al blog pongo las banderas de las provincias españolas que me han visitado y una breve historia sobre la capital de cada provincia. De igual forma hago en la página Visitas países al blog, con la bandera del país y una breve historia sobre el mismo. Yo disfruto al máximo al escribir este blog y espero y deseo que los que entren y lo lean hagan lo mismo.

sábado, 22 de junio de 2013

CALDERÓN DE LA BARCA

Biografía grandes escritores



PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA
(1600 - 1681)

Pedro Calderón de la Barca
Calderón de la Barca




Pedro Calderón de la Barca, nació el 17 de enero de 1600 y murió en Madrid el 25 de mayo de 1681. Su  abuelo era escribano del Consejo y Contaduria Mayor de Hacienda. Su padre, Diego Calderón de la Barca, también ocupó el mismo puesto con Felipe II. Se casó en 1595 con la madre de Calderón, Ana María de Henao y Riaño. Su abuela, doña Isabel Ruiz de Navamanuel, fue la hija del famoso artífice de espadas, Franciso Ruiz "el Viejo".  Sobre su infancia se sabe más bien poco ya que el dramaturgo era muy reservado en este tema. Algo soberbio, él mismo decía: "Siendo escolar no sentía tanto los azotes del maestro, como que los muchachos le llamasen el Pereantón y haber nacido el día de San Antón". Fue un niño muy reservado y callado y como venía de buen linaje lo demostraba siendo algo repipi y envalentonado. Fue mas bien un niño callado y muy tímido.

Pedro Calderón de la Barca
Calderónn de la Barca era
llamado "el dramaturgo
del honor".
Estudió en el Colegio Imperial de la Compañía de Jesús en Madrid entre 1608 y 1613 ya que al destacar en sus estudios en el colegio de Valladolid, que empezó en 1605, su padre decidió internarlo en el Colegio Imperial ya que su abuela tenía reservada una capellanía para alguien de la familia que fuese sacerdote. Su madre falleció en 1610 al dar a luz a una hija y su padre se casó en segundas nupcias, lo cual hizo que tuviera una unión especial con sus hermanos, Diego (nacido en 1596) y José (nacido en 1602) frente a su padre. Aprendió gramática, humanidades con los clásicos griegos y latinos, historia de la Iglesia, y algo de matemáticas y astronomía. En 1614 estudió en Alcalá de Henares letras clásicas y arte retórica. En 1615 fallece su padre. Ese mismo año muere su hermana Antonia María que había nacido en 1607.

En 1616 y 1617 obtuvo el grado de Bachiller en Cánones en la Universidad de Salamanca. En 1620 y 1622 se presentó a unos certámenes literarios, Justas Poéticas, organizados por el Concejo de la villa de Madrid donde Lope de Vega era juez. En las de 1622 consiguió un tercer premio valorado en treinta ducados. Con su romance Penitencia de San Ignacio, participó en el certamen para celebrar la santificación de Ignacio de Loyola y Francisco Javier, obteniendo el primer premio que consistía en un pomo dorado labrado por valor de quince escudos.

Entre 1623 y 1625 Calderón estuvo, quizás, por Italia y Flandes como soldado de los tercios españoles ya que en algunas de sus obras como La dama duende, Con quien vengo o No hay cosa como callarlo lo da a entender. En 1935 escribe su obra más famosa: La vida es sueño, un drama filosófico con los famosos versos:
¿Qué es la vida? Un frenesí;
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños sueño son.

Sobre 1646 Calderón de la Barca tiene un hijo de una amante. De ella no se sabe nada en absoluto ya que el propio autor no dedicó ni un verso haciendo referencia de ella. Pedro José Calderón, su hijo, murió antes de cumplir los diez años y pasó por sobrino del dramaturgo mientras éste fue seglar; al ordenarse sacerdote en 1650 lo proclama, con más desafío y desvergüenza que con pundonor, hijo suyo. A partir de aquí inicia una vida, muy austera y en silencio, inmersa en la literatura. Este es el verdadero Calderón; el dramaturgo, el sufridor y solitario hombre que se busca a sí mismo.

Felipe IV
Felipe IV el Grande
(1605-1665)
En 1653 fue nombrado capellán de los Reyes Nuevos en Toledo aunque no asiste al nombramiento ya que tenía que cumplir con la entrega de una obra de teatro con Felipe IV: la increíble Fortunas de Andrómeda y Perseo.

Durante su estancia en Toledo escribe sus Autos sacramentales, llenos de una belleza y plasticidad extraordinarios. En 1663, de regreso ya en Madrid, es nombrado capellán mayor de la Congregación de Presbíteros Naturales de Madrid. Él seguía escribiendo autos y zarzuelas (llamadas así porque se representaban en el sitio de la Zarzuela, cerca de El Pardo). La vida de Calderón transcurre feliz y sosegada desde entonces. Escribe, asiste a los ensayos de sus obras, visita a los pobres... Los años pasan plácidamente.

A los ochenta años de edad escribió Calderón de la Barca su último libro: una comedia encargo del rey Carlos II, útlimo rey de los Austria, para un festejo de la fiesta de carnaval de 1680. Estaba inspirada en los libros de caballerías y se tituló Hado y divisa de Leonardo y Marfisa. Se estrenó en el teatro del Buen Retiro.

Testamento de Pedro Calderón de la Barca


El 20 de mayo de 1681, viendo ya cercana la muerte, Calderón de la Barca redacta su testamento, en el cual se expresa así:

"Hallándome sin más cercano peligro de vida que la misma vida, y en mi entero y cabal juicio. Primeramente pido y suplico a la persona o personas piadosas que me asistan, que luego que mi alma, separada de mi cuerpo, la seampare dejándole a la tierra, bien como restituida prenda suya, sea interiormente vestido del hábito de mi seráfico padre San Francisco, ceñido con su cuerda, y con la correa de mi también padre San Agustín, y habiéndome puesto al pecho el escapulario de Nuestra Señora del Carmen, y sobre ambos sayales sacerdotales vestiduras, reclinado en la tierra sobre el manto capitular de Santiago, es mi voluntad que en esta forma sea entregado al señor capellán mayor y capellanes que son o fueren de la Venerable Congregación de Sacerdotes Naturales de Madrid, sita en la parroquia del Señor San Pedro, para que usando conmigo, en observancia de sus piadosos institutos, la caridad que en otro cualquiera pobre sacerdote, me reciban en su caja (y no en otra) para que en ella sea llevado a la parroquia iglesia de San Salvador, de esta Villa; y suplico así al señor capellán mayor y capellanes como a los señores albaceas, que adelante irán nombrados, dispongan mi entierro llevándome descubierto, por si mereciese satisfacer en parte las públicas vanidades de mi mal gastada vida con públicos desengaños; y asimismo les suplico que para mi entierro no conviden más acompañamiento que doce religiosos de San Francisco, y a la Tercera Orden, de hábito descubierto, doce sacerdotes que acompañen a la cruz, doce niños de la Doctrina y doce de los Desamparados. En esta conformidad, llegado que sea mi entierro a la parroquia (cuyo templo estará con los lutos y luces que sin fausto basten a lo decente), vuelvo a suplicar al señor capellán mayor y capellanes, me diga la Congregación la vigilia sin más música que su coro... Será mi sepultura la bóveda de la capilla que con el antiguo nombre de San Josep está al pie de la iglesia, donde hoy se venera colocada la Santa Imagen de la Sentencia de Christo Señor Nuestro; aquí, pues, habrá prevenida otra caja sin más adorno que cubierta de bayeta en que sepultado mi cadáver en compañía de mis abuelos, padres y hermanos, espere la voz de su segundo llamamiento."

Calderón de la Barca murió cinco días después, el 25 de mayo, que era domingo de la Pascua de Pentecostés, a las doce y media de la mañana. Dejó en herencia sus pocos bienes a la Congregación de Presbíteros Naturales de Madrid, y de sus manuscritos a su amigo don Juan Mateo y Lozano, cura de San Miguel. Fue enterrado en el nicho de la capilla de San José. En 1840, después de ciento cincuenta y nueve años su restos fueron trasladados a la capilla del cementerio de la Sacramental de San Nicolás debido al estado ruinoso de la parroquia. En 1849 se trasladaron de nuevo sus restos a la iglesia de San Nicolás. En 1880 es en la iglesia que poseían los Presbíteros en la calle de la Torrecilla del Leal donde son trasladados sus restos. Esta congregación levantó un templo en la calle Ancha de San Bernardo y allí fueron trasladados sus restos de nuevo. Pero durante 1936 fueron incendiadas varias iglesias de Madrid, incluida esta última, devorando para siempre los restos de Don Pedro Calderón de la Barca.

Su obra


Mientras en las obras de Lope de Vega los protagonistas son dos, o tres o más en las de Calderón son solo uno. El sentido de la vida del teatro de Calderón es menos universal que el de Lope y es más preciso y menos inventivo. Su poesía es decorativa y se ajusta perfectamente a la acción de la obra.

El teatro del gran dramaturgo pasó por dos momentos o estilos diferentes. En el primero todavía tiene parte de la técnica de Lope aunque ya denota y predomina la ideología propia sobre la pasión. En el segundo, independiente totalmente de Lope, su estilo se nota en la gran estética en la escena llena de convencionalismos. La religión, el honor y la monarquía son sus obsesiones. El estilo barroco es muy claro en Calderón y no tanto en Lope de Vega lo que hace que su teatro sea, en muchas ocasiones, algo complicado lleno de elementos poéticos sobrecargados. Calderón odiaba lo vulgar, lo popular y su desdén por esto lo manifestaba claramente.

De Calderón se conservan ciento veinte comedias y dramas, ochenta autos sacramentales y una veintena de entremeses, loas, jácaras y obras menores. Antes de morir, el duque de Veragua, le pidió que le hiciese una lista de todas sus obras y Calderón le remitió una lista con ciento diez obras. Según el doctor Valbuena Prat, uno de los más eruditos de Calderón se divide su obra de la siguiente manera con algún título como ejemplo:

Autos Sacramentales:

  1. Filosóficos o teológicos (El gran teatro del mundo, A Dios por razón de Estado)
  2. Bíblicos (La cena de Baltasar)
  3. Evangélicos (La siembra del Señor)
  4. De la Virgen (La Hidalga del Valle)
  5. Históricos y legendarios (El cubo de la Almudena, La devoción de la Misa)
  6. De circunstancias (La segunda esposa y triunfar muriendo)
  7. Mitológicos (El divino Orfeo, El laberinto del mundo, Los encantos de la culpa)

Teatro profano:
  1. Obras religiosas (La venganza de Tamar, Los dos amantes del cielo, El mágico prodigioso, La devoción de la cruz, El purgatorio de San Patricio, El príncipe constante, Los cabellos de Absalón, La sibila del Oriente, Judas Macabeo, Las cadenas del demonio)
  2. Filosóficas (La vida es sueño)
  3. Dramas trágicos (La niña de Gómez Arias, El alcalde de Zalamea, A secreto agravio, secreta venganza, Amar después de la muerte, El pintor de su deshonra, El mayor monstruo; los celos, El médico de su honra, El mayor monstruo del mundo)
  4. Comedias de capa y espada (La dama duende, Casa con dos puertas..., Mañanas de abril y mayo, El escondido y la tapada, El alcaide de sí mismo, Hombre pobre todo es trazas, Dicha y desdicha del hombre, Las manos blancas no ofenden)
  5. Comedias históricas (El cisma de Inglaterra, La hija del aire, El sitio de Breda)
  6. Comedias caballerescas (El caballero del Febo)
  7. Comedias mitológica (Eco y Narciso, Ni amor se libra de amor)

Información sobre La vida es sueño y El alcalde de Zalamea  (en la entrada en este blog: El teatro de Calderón de la Barca)

Cuadro cronológico y más información de Calderón de la Barca


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada